Mente sana en cuerpo sano

Mente sana en cuerpo sano:

Mantener la mente en buen estado no sólo depende de ejercitarla, también es preciso ajustar el estilo de vida para que sea “amigable” con el cerebro.

Alimentarse bien. Los mismos factores de riesgo para las enfermedades coronarias, influyen en la mente. El pescado, los vegetales y las frutas ayudan a mantener las neuronas y construyen mejores y más fuertes conexiones entre sí.

Evitar el estrés y los estados de ánimo negativos. El estrés y la depresión tienen un impacto negativo en la memoria, al igual que los trastornos de sueño y la fatiga crónica. Conviene tener en cuenta el tiempo destinado para el ocio y relajación, y buscar ayuda profesional cuando sea necesario.

Mantener una vida social activa. El contacto con otros es un estimulante fundamental para el cerebro.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *