Quien debe Entrenar su Memoria?

Las condiciones para recibir cuidado de la memoria, son dos: estar vivo y tener memoria !!!!
En principio, esto parece una broma o una obviedad, en el mejor de los casos. Sin embargo, intento con esta afirmación terminar con el mito de que

el cuidado y entrenamiento de la memoria es útil sólo para aquellas personas que tienen olvidos u otros síntomas en alguna oportunidad de sus vidas, o el otro muy difundido de que “los problemas de la memoria ocurren con los años.”
En realidad, los olvidos y en general el deterioro cerebral comienza a ocurrir, en etapas mas tempranas de la vida, incluso en el inicio de la madurez, por el exceso de informaciones, por el uso y la sobre exigencia a la capacidad normal del cerebro para adaptarse a nuevas situaciones laborales y en general, vitales.
A partir de allí y a lo largo de la vida de una persona, las situaciones de gran tensión, preocupaciones, ansiedad, miedo, químicos de diversa índole, solos o combinados, pueden producir problemas a futuro con relación al normal desarrollo de las capacidades cognitivas.
Cada situación cotidiana, provoca un estado de organización diferente de las neuronas, las células cerebrales que trabajan día y noche y las que, por medio de sus uniones sinápticas aseguran la circulación de los neurotransmisores y con ello, el funcionamiento normal de nuestro cerebro.
Cuando hay desarmonía el funcionamiento normal está limitado y el cerebro empieza a comportarse diferente y lo expresa a través de diferentes conductas, entre otras y en especial, con la disminución de la memoria, del lenguaje y de otras capacidades, afectando diferentes áreas de desempeño de una persona: su rendimiento físico, su capacidad mental, su actitud hacia otras personas, su capacidad para percibir el mundo que le rodea con mayor amplitud y precisión.
Todas estas limitaciones hacen que una persona, por el solo hecho de tener una desarmonía cerebral, sea menos de lo que podría ser.
Dado que en la mayoría de los casos, el inicio de una demencia es asintomática y que su ocurrencia es mas común en la vejez, el cuidado de la memoria y la prevención de sus problemas debería ser una parte importante del cuidado de la salud de todos los seres, al igual que se cuida el cuerpo, incluso desde edades tempranas.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *