Técnica para Retener Lecturas

¿Te ha sucedido que empiezas a leer un libro y repetidamente tienes que volver a leer por donde ya pasaste porque te das cuenta que te perdiste y no entiendes nada?

Esto sucede porque los datos que leemos no tienen la calidad suficiente para que el cerebro los guarde correctamente. Es necesario comprender y organizar bien la información antes de almacenarla en el cerebro.

T u cerebro almacena grandes cantidades de información de todo tipo: conocimientos, experiencias, sentimientos, sensaciones, etc.

Cada uno de nosotros tiene su propio almacén de recuerdos de todas las cosas que le suceden en la vida. A pesar de tener un almacén cerebral tan grande, en ocasiones sientes que al leer, tu mente no alcanza a guardar correctamente toda la información.

Así que antes de leer, te recomiendo que te hagas las siguientes preguntas con respecto a tu lectura:

¿Qué utilidad tiene esta lectura para mí?

Cuando no existe una motivación en lo que estás leyendo es más difícil asimilarlo. Es necesario que encuentres el sentido de leer ese texto. Aún en el caso de que no sea por gusto propio, sino porque tal vez te lo dejaron de tarea o en tu trabajo debes estar consciente de que el beneficio es que vas a tener una buena nota escolar o que progresarás en tu trabajo con los conocimientos adquiridos por esa lectura.

¿La información está bien organizada?

Si la información que vas a leer está bien organizada y tiene la estructura adecuada te será mucho más fácil comprenderla y recordarla. Sigue el orden sugerido del texto o arregla tu información en bloques con temas similares que te sean más fáciles de seguir.

Ahora te voy a enseñar la técnica para retener lecturas que mejorará tu retención al leer:

  • Asociación: Relaciona tu lectura con algo que te sea más relevante y conocido. Cuando asocias información nueva con otra ya conocida se fija mejor en la memoria y posteriormente la podrás recordar más fácilmente.
  • Visualización: Crea en tu memoria una imagen especifica de un concepto abstracto para retener una idea. Utiliza varios de tus sentidos para lograrlo mejor. Como se verá, como olerá, a que sabrá, como se oye, como se siente. Captura esa imagen con todos los datos sensoriales y quedará mejor almacenada en tu memoria.
  • Concentración: La mayoría de las veces no retienes lo leído porque estás pensando en otras cosas, o escuchando una conversación a lo lejos, etc. es decir, no prestas atención mientras lees. Para retener en la memoria información debes concentrarte. Elige el tiempo y lugar adecuados para que puedas mantener la concentración sobre tu lectura sin distracciones.
  • Motivación: Recuerda los beneficios que obtendrás al término de tu lectura.
  • Cuestiona tu lectura: Durante tu lectura realiza un pequeño test sobre lo que estás leyendo para verificar que realmente estás captando lo que leíste.

Aplica estas técnicas cada vez que lees y mejorará tu capacidad de retención y recuerdo.

Mientras más las apliques más fácil se te hará la siguiente lectura por lo que debes proponerte ir incrementando tus lecturas día a día para que tu cerebro se fortalezca y alcance con mayor facilidad los procesos de almacenamiento y recuperación de información.

¡A leer se ha dicho!

Gabriela Mercado

2 Comments

  1. Hal Abud

    I simply want to mention I am just very new to weblog and certainly enjoyed your web page. Almost certainly I’m going to bookmark your site . You actually have terrific article content. With thanks for sharing your web page.

    Reply
  2. vpn client on android

    I got what you intend, saved to bookmarks , really decent internet internet site .

    Reply

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *